El puente de octubre llegó y con él, los residentes volvieron a sus casas tras un intenso mes de inicio de curso. Sin embargo, unos pocos veteranos, los becarios del Mayor, decidieron posponer su vuelta a casa para pasar unos días en Valencia, la ciudad de las Artes y de las Ciencias.

El objetivo de la convivencia era el que la propia palabra indica: convivir. Convivencia entre un grupo de personas que llevan ya tres o cuatro años viviendo en Guadaira y que han formado estrechos vínculos de amistad. Se aprovechó la estancia en la tercera ciudad más grande de España para visitar sus principales atractivos y por qué no, darse unos cuantos buenos chapuzones acompañados de la famosísima paella valenciana de pollo y conejo. ¡Una delicia!

Pero entre visita y visita también hubo tiempo para trabajar. Varias sesiones acerca de la marcha del Mayor y el reparto de tareas centraron las diferentes sesiones que los becarios abordaron. Todo para hacer de este curso un año inolvidable. Sin duda, ¡va por el buen camino!

Rafael Marente Tovar [Colegial]