Con siete días de retraso los Reyes de Oriente llegaron a Guadaira. Estaban esperando a que el colegio estuviera lleno de nuevo, tras las vacaciones de Navidad, para repartir los regalos.

El sábado 13 de Enero, tres residentes del Mayor se vistieron de Reyes Magos y fueron recibidos en el balcón de Dirección con entusiasmo. La tradicional batalla campal de caramelos dio paso a la entrega del amigo invisible en el salón de actos.

Todos los residentes quedaron contentos, con los detalles recibidos.

Rafael Marente Tovar [ Colegial]