El domingo 12 tuvimos el honor de que nos visitara el Cardenal D. Julián Herranz, Presidente Emérito del Consejo Pontificio para los textos legislativos. Casi 100 personas llenamos la sala de estar, donde esperábamos disfrutar de una estupenda tertulia. El purpurado andaluz, que resaltó el gracejo de sus paisanos, relató durante casi una hora sus recuerdos de juventud en Roma junto a San Josemaría, así como su participación como perito en el Concilio Vaticano II, al lado del Venerable D. Alvaro del Portillo.

También nos ilustró con anécdotas de todos los Pontífices a los que ha servido en los más de 50 años que lleva trabajando en la Curia romana: desde el Papa Juan XXIII hasta el Papa Francisco, sin olvidar el largo Pontificado del Beato Juan Pablo II y la egregia doctrina del Papa emérito Benedicto XVI. Nos hizo reir con una pequeña anécdota sucedida hace unos días en Roma con el Papa Francisco: en tono jovial, les decía a un grupo de Cardenales que “los cristianos no podemos ser como los pepinillos en vinagre”.

La tertulia terminó con el canto de unas sevillanas, a cargo de Lorenzo Montero. Luego rezamos, a petición del Cardenal, un Avemaría por la persona y las intenciones del Papa. Nos animó, antes de marcharse, a que participáramos en las próximas JMJ que tendrán lugar este verano en Brasil.