Y el curso académico 2016 – 2017 llegó a su fin. Guadaira lo celebró, o lo lamentó, según se mire, con el tradicional acto de clausura. Este año, sería especial. Este año, nuestras dos porteras, Teresa y Conchita, nos decían hasta luego poniendo así punto y final a su labor profesional en el Mayor.

Por este motivo, el acto estuvo cargado de emoción, donde el Decano de los residentes dedicó unas sentidas palabras a las que “son nuestras madres en el Colegio”. Unas palabras que sirvieron para sacar alguna que otra lágrima al público asistente, especialmente a las homenajeadas.

Además, también la profesora de Derecho Internacional en la Universidad de Sevilla, Mari Cruz Arcos,nos contó acerca del Brexit y el futuro de Europa. Acto seguido, se impusieron las becas a los colegiales de tercer año que no pudieron recibirlas en su momento y se entregó el diploma a los que ha acabado este año el curso de Gestión del Talento y Habilidades Directivas.

Concluido el aspecto formal del acto, pasamos al jardín, donde los asistentes pudieron degustar el magnífico aperitivo que Administración había preparado para nosotros. Conforme pasaba el tiempo, el jardín de la piscina se fue llenando de residentes, familiares y amigas para continuar el acto con guitarra en mano. Una tradición en el Mayor.

Rafael Marente Tovar [ Colegial]